Campamento de verano, que seáis felices

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir


El grupo scout 284 Reina del Cielo de Madrid (el más numeroso de España), comienza otro verano mas su “éxodo “particular, esteaño a tierras cántabras, también lo componen  diversas “tribus”, si no está Benjamín, están los castores, tampoco encontraremos a Manases, Neftalí o Efraín, pero si a los lobatos, chacales,  pumas, etc. No sé si llegarán a la tierra “prometida”, pero desde luego si a la tierra “merecida”.

Para el gran público Cantabria es sinónimo de playas limpias, buenas anchoas, buena
gastronomía etc. Pero Cantabria también es Liébana, Lignum  Crucis, románico, cruce del camino de Santiago, refugio y asentamiento de antiguos cristianos. Aquí, y en el grupo scout 284, es donde nos vamos a detener, y como dijo, el que va a ser nuestro guía por un buen rato, el Beato de Liébana: ”De nada sirve saber muchas cosas y no comprender ninguna”, y que mejor que este beato, sabio y apologeta, que defendió la ortodoxia católica frente a la herejía “adopcionista”, que afirmaba que Cristo era solamente hijo “adoptivo “ de Dios en esta controversia, se vió implicado el propio emperador Carlomagno, que convocó un Concilio en Ratisbona (esta ciudad alemana, parece siempre unida a polémicas, una reciente la de Benedicto XVI en un discurso en dicha universidad sobre el Islam, más concretamente sobre Mahoma (que por cierto no era tal polémica, sino que los enemigos de la Iglesia Católica sacan las frases de contexto) bueno estábamos con Carlomagno y el Concilio que convocó y en el cual se ratificaron las posturas de de nuestro monje-guía  frente a los herejes.

Iremos un poco despacio pues nuestro guía-monje está un poco viejecito, pues nació en el año 701, pero cruzó tantas veces el Rio Nansa (como también lo cruzarán nuestras tribus scouts), que nos va  a enseñar algún atajo, ¡pero si un raid dura determinado número de días creo que no valen los atajos!. Los caminos que patearéis, con vuestra pañoleta naranja, que es una mezcla del rojo, que simboliza "lo físico", fuerza que necesitaréis y del amarillo que simboliza "lo mental", armonía y equilibrio o sea que seáis sensatos, vamos, que hagáis las cosas “con cabeza“. Por eso el color naranja del 284, es un color considerado por muchas religiones como espiritual y de esperanza, y en la Biblia se considera de alabanza. Los expertos dicen que este color libera las emociones negativas, hace sentirnos menos inseguros (Baden Powell decía que siempre una actitud positiva: ”sonríe y canta ante las dificultades”, aporta más ganas de perdonarlo todo, una de las cosas más importantes del cristiano es saber perdonar, y ser comprensivo con los defectos de los demás) lo que no saben los expertos, es que vosotros los scouts ese terreno ya lo tenéis ganado, ya que vuestra pañoleta representa esa promesa y esa ley que sabéis al “dedillo“, como la de ayudar al prójimo en toda circunstancia, la lealtad, ser cortés y digno de confianza.

Estos caminos los han andado muchos peregrinos ya, los cuales se dirigían a Santiago, nuestro guía también lo fue de muchos de ellos, pues fijaros, escribió un himno que se llamó “O Dei Verbum”, para la festividad de Santiago en la liturgia mozárabe, cuya alabanza del apóstol supuso el inicio del culto a Santiago como Patrón de España y propició el descubrimiento del sepulcro del apóstol (en el año 813, un eremita llamado Pelayo, vio un resplandor en el campo donde se encontraba la tumba del apóstol, de ahí derivó el nombre: ”campus stelleae”, ”Compo-stela” y el rey Alfonso II mandó construir lo que hoy es la Catedral de Santiago) fijaros que guía tenemos, gracias a él la cantidad de miles de peregrinos que cruzan España y Europa (ya sé que es por el apóstol), pero él puso su contribución.

Los peregrinos de la ruta Valdiense o ruta jacobea por Liébana, toman esta ruta en San Vicente de la Barquera, para alcanzar el famoso “camino francés”. El monje les dice a los castores que muchos de estos peregrinos han visitado antes “sus dominios” una “comarca mágica”, los castores al oír lo de “mágico”, ponen los ojos como platos, pero el beato les pregunta, mirad, ya se lo de vuestra pañoleta, pero, ¿qué es esa insignia que lleváis en vuestro atuendo?, y todos le gritan: ”es la insignia scout, es la flor de Lis”, y el monje que es un sabio, se pone muy contento, primero, porque ha leído en el “fuero scout” (bueno ahora se llama ley scout), que ellos ven la naturaleza como obra de Dios, aman y protegen a los animales y las plantas, y la segunda y todavía más importante, que llevan la “flor de lis”, el monje les dice; hasta que lleguemos a mi casa donde os alojaré, aunque durmáis en esas camas tan raras que lleváis, os voy a contar dos historias, pero vamos a reposar en estas paredes (paredes que corresponden a Santa María de Piasca, la Iglesia románica más importante de la comarca de Liébana, que hasta el siglo IX fue monasterio altomedieval y luego pasó a ser priorato del monasterio benedictino de Sahagún por el S XII).

El monje les relata: Ya sé que sois cristianos como yo; pues bien hace unos siglos,
cristianos como vosotros y como vuestros padres, se refugiaron en estas tierras huyendo del dominio musulmán que acababa de asentarse en la península, lo que ahora llamáis España, pero que en esos siglos existían muchos reinos diferentes, y también sé, que todavía persiguen a cristianos en otros lugares del mundo. Pues bien en  esos siglos antiguos se refugiaron aquí, en este valle tan recóndito y que parece un lugar tan “mágico”, y es que parece desaparecer, lo que es el valle entre estas cordilleras y veis aquel gran macizo, ahora lo llamáis  de la que se enamoró el jefe de todos los dioses griegos, un tal Zeus.

Castores, no os creías que esto duró como vuestra estancia en mi tierra, duró más de tres siglos: del VIII al X, (algunos miembros de la tribu de castores se encuentran cansados, y todavía queda un trecho), pero el monje que es muy sabio, les despierta de su letargo, mencionando solo una palabra “tesoro” (los monjes no mienten).

Mi casa está en el corazón de los picos de Europa y hay un tesoro, pero como soy un sabio de la Biblia (la obra más importante del Beato son los comentarios al apocalipsis de San Juan), os voy a contar algo de esa “flor de lis que todos lleváis”, Lis es un galicismo, osea, una palabra de este país que tenéis ahí cerquita de mi tierra, y que todos conocéis como Francia, y significa lirio, que es una de las flores más bellas que existen (el monje les enseña un lirio) pues en la Biblia, que es muy antigua y en un lugar de esta que se llama “El cantar de los cantares”, y que yo sé que se refiere a vuestra “Virgen del Camino”, dice: ”sus labios, como lirios que destilan mirra” (Cant,5,13), veis vuestra Virgen del Camino, desde cuándo va con ella la “flor de Lis”, ¿sabéis quien es el hijo de vuestra señora del Camino? , Siiiiiiiiii, es Jesús.

Pues fijaros, cuando tenéis miedo o estáis muy preocupados sabéis que tenéis a vuestros padres cerca, y aquí a vuestros guías, pero ellos, a veces también tienen miedos y preocupaciones y acuden a un guía, al más grande de entre los guías, ¿Sabeís a que guía me refiero?, pues como vosotros, a Jesús, al  que también le gusta la flor de lis, osea los lirios. Una vez dijo a unas personas que estaban muy preocupadas por su vida, que confiasen en Dios porque si cuidaba así a los lirios del campo, y ningún rey jamás se había vestido como ellos, cómo no os va a cuidar a vosotros que valéis mucho más y sois sus hijos, además el sabe lo que necesitáis  (Mt 6,28-30).

Castores, hemos tardado un poco pero hemos llegado, ¡esta es mi casa!. !Halaaaaa que pasada y que grande!, y… ¿vives aquí solo?. No ,vivo con todos mis hermanos, os voy a decir un secreto por si os preguntan alguna vez vuestros profes: Mi casa se llama Santo Toribio de Liébana, es románico–gótico de los siglos VI-XVII, está ubicado en Camaleño (Cantabria), antiguamente se llamaba San Martin de Turieno; todo eso para los profes, pero para vosotros, y…, ¡ no se lo digáis a nadie!, hay una puerta en mi casa que solo se abre, cuando el 16 de abril cae en domingo que es la fiesta del Santo Toribio, entonces dicen que ese año es Jubilar o año santo, eso quiere decir que ganáis algunas indulgencias o perdones, por eso esa puerta se llama “del perdón”, pero yo os la voy abrir porque Toribio es muy amigo mío y porque me “mola“eso de la pañoleta y la flor de lis, que ya sabéis que le gusta a la Virgen del Camino y a su  Hijo.

 

¡Beato, “Magio”!, (un secreto que saben los castores de su nombre) ¿Dónde está ese tesoro de que nos hablaste? Aquí está pequeños  castores: El Lignum Crucis, es una parte de la cruz en la que fué crucificado Jesús y es la parte más grande que existe en el mundo, incluso más que la que tienen custodiada en El Vaticano en Roma, esta parte de la cruz la trajeron cuando se murió mi amigo Toribio y vino con su cuerpo sobre el S VIII , y dicen que se corresponde al brazo izquierdo de la santa cruz, que la reina Elena (Madre del emperador Constantino IV), dejó en Jerusalén, cuando descubrió las tres cruces. Pasad y darla un beso,  luego cenaremos algo y ya veréis que bien dormís, mañana volveremos a vuestro campamento, de vuelta de este “vuestro raid” tan especial y se lo podréis contar a las otras tribus, y si no se lo creen que se vengan para acá, no sé si harán también un poco de “raid por la Biblia” e historia cristiana, como hemos hecho con vosotros.

Autor: Francisco. Camino de esperanza (y padre de 2 scouts del 284)