CARTA DEL JEFE DE GRUPO A LOS PADRES QUE AYER ASISTIERON AL FESTIVAL

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

 

CARTA DEL JEFE DE GRUPO A LOS PADRES QUE AYER ASISTIERON AL FESTIVAL

 

Hola a todos vosotros, padres que decidisteis acompañarnos ayer:

En primer lugar, agradecer vuestra compañía. Creo que el trabajo que hacen el Clan y vuestros hijos en el #festival284 es magnífico y, aunque se pudo ver por You Tube, estando presentes podéis valorar todo lo que se prepara para esa noche. Y nos encanta que podáis hacerlo.

En segundo lugar, os pido disculpas porque algunos no pudisteis saludar a vuestros hijos y eso produjo entre vosotros cierto disgusto. En este sentido, merecéis una explicación.

El campamento Scout 284 no es un campamento normal: nos atrevemos a llevar a 400 niños y jóvenes a entornos increíbles en los que montamos todas las estructuras: comedor y cocina, fontanería general, baños, ... Pero permanece lo esencial: no estamos en unas colonias de verano, sino en un campamento Scout, el más grande de España.

Para que algo así pueda funcionar con seguridad es preciso que todos los scouters y chavales tengan claro lo que deben hacer en cada momento y que la autoridad de los jefes sea respetada. Todo se puede hablar, pero en determinadas circunstancias se dan instrucciones que no es práctico cuestionar. Y eso pasó ayer: tome una decisión, se cumplió y os lo agradezco de verdad.

Sé que se os dijo que se permitiría que saludaríais a vuestros hijos, pero tuve que cambiar la decisión: Desde el principio de la noche, en la puerta del campamento, las cosas no fueron fáciles para que algunos padres entendieran cómo necesitábamos funcionar. Esto sí estaba advertido, que no se os dejaría pasar hasta que los chavales estuvieran instalados. Durante el festival, también un número importante de padres, iban abandonando el lugar que se os había indicado y se acercaban poco a poco hasta la zona de sus hijos. Esto produjo que los chavales más pequeños estuvieran más preocupados por ver a sus padres que por lo que sucedía en el escenario, y fue una pena porque cuando se hizo el punto para las votaciones, que siempre es aprovechado para que los niños salgan a bailar al escenario con sus scouters y es uno de los mejores momentos, esto no sucedió, y, de nuevo, una parte importante de los padres os acercasteis a abrazar a los niños y eso centraba su atención.

Comprendo que todo ello se hace desde la mejor voluntad por vuestra parte pues lo único que se pretende es dar un beso, saludar, a los hijos, pero crea un entorno caótico cuando en campo abierto y sin luz tenemos que mantener el control sobre 400 chavales de los que 250 son menores de 11 años. Para un padre solo existe su hijo, pero nuestra perspectiva es distinta. Además, algunos de los más pequeños tras ver a sus padres, volvían a sufrir el mismo síndrome de la separación del día anterior, generando un problema añadido e innecesario.

Por supuesto una parte de los padres no pueden sentirse aludidos por nada de lo dicho y al final se vieron perjudicados. Tanto para éstos como para todos los demás, porque la buena voluntad no la cuestiono, os reitero mis disculpas por haber rectificado lo que se os dijo y espero que comprendáis el motivo por el que tomé la decisión de que los niños no se levantaran hasta que salieseis del Campamento.

Mañana, día 28, es el Fuego de Campamento (ya no hay fuego real) y el despliegue es muy similar. También os hemos invitado a venir y lo mantenemos. No obstante, quiero pedirlos que mientras estéis en Campamento nos ayudéis activamente a mantener la disciplina interna y que disfrutéis de ver actuar a vuestros hijos, a quienes visteis hace dos días en el día de Padres y volvéis a ver dentro de otros dos en Madrid. A priori, mantendremos a los niños en sus unidades pendientes de la actividad y, salvo que las circunstancias lo aconsejen, no podremos permitir esos momentos con los hijos (os recuerdo que los veis en 2 días)

Mis disculpas, una vez más y gracias por la comprensión.

Nacho del Estal.

Jefe de Grupo / Director Campamento Scouts 284